Para sentir todo lo que somos...

para descubrir todo lo que podemos ser.

Focusing

Con Elena Frezza y Dolores Achaval - Certificacion de Focusing en Buenos Aires

Mi encuentro con Focusing fue un punto de inflexión en mi vida.

Hasta ese momento yo traía una muy vasta experiencia terapéutica pero había algo que no terminaba de ordenarse dentro mío, porque no se sentía totalmente yo. La práctica de Focusing me sirvió para encontrar y ordenar mis verdaderos recursos y me habilitó para aceptar con alegría mis capacidades humanas y creativas, dándome la libertad de elegir lo que siento mejor para mí en cada instancia.

Me dio la libertad de ser... siendo.

Focusing es el acceso directo a la sabiduría corporal.
A partir de una sensación corporal difusa surge un "darse cuenta"de algo nuevo que facilita la resolución de un conflicto, con sensaciones de alivio que hacen agradable el proceso de cambio.

Focusing se aleja radicalmente de lo incorporado culturalmente, que es asociar inteligencia sólo con cerebro.
Focusing accede a una inteligencia interna más amplia y confiable
ubicada en la totalidad del cuerpo que permite reconocer sensaciones y comprender su significado, una inteligencia que encuentra un material todavía no simbolizado que está en el límite de la consciencia.
Tiene que ver con la intuición, con eso que llamamos sexto sentido, "corazonada".

Eugene Gendlin creador de Focusing explica que nuestro cuerpo esta en una maravillosa e intrincada interacción permanente con todo lo que nos rodea. Por eso "sabe"tanto.

El cree que nuestro cuerpo es parte de un gigantesco sistema del aquí y otros lugares, del ahora y otros tiempos, de nosotros y otras personas, de hecho, de todo el universo.
Que nuestro cuerpo guarda recuerdos de cómo vivimos nuestras vidas, sabe qué necesitamos para ser más nosotros mismos, conoce nuestros valores y creencias y sabe cuáles de las personas que nos rodean hacen surgir lo mejor de nosotros mismos y cuáles nos subestiman y nos rebajan.
Que el cuerpo es una fuente inagotable de sabiduría que abarca aspectos que nuestra cultura rara vez reconoce y que nos puede enseñar cómo lograr una salud física óptima, si así lo deseamos, porque sabe como repararse a sí mismo ya que esta constantemente cotejando y ajustando sus procesos para mantenerse tan cerca como le sea posible del estado de salud.
El cuerpo registra las emociones y sensaciones por las que atraviesa todo ser humano y todos nacemos con la capacidad de sentirlas.
Pero en la mayoría de nosotros las experiencias dolorosas de nuestra niñez,
- no hace falta haber vivido situaciones traumáticas sino sólo el "normal" proceso de educación y socialización que suele violentar la experiencia espontánea del niño-, la vida exigente y agitada que nos toca vivir y el pertenecer a una cultura que rinde culto a la tecnología, nos condiciona y solemos usar mucha energía para aislarnos de lo que sentimos, a fin de evitarnos sufrimiento y frustración.
Tal vez logramos un aceptable distanciamiento con lo que nos afectó o nos afecta, pero"la procesión va por dentro" y todas esas emociones cuidadosamente escondidas fluyen como un rio subterráneo, hasta que algun día brotan manifestándose como estrés, malestar físico, contracturas, insomnio, ataques de pánico, somatizaciones y hasta enfermedades que nuestro sistema inmunológico no puede combatir.
Al cuerpo se le hace dificil mantener un equilibrio saludable.
En cambio, cuando aprendemos a "focalizar-nos" a escuchar-nos, a aceptar y a ser comprensivos con lo que nos fluye por dentro, sin censurarlo por malo, o porque no corresponde, o por lo que sea, si sólo aprendemos a acompañar todo eso como quien acompaña a un amigo querido que sufre, podemos recuperar la energía que necesitamos para seguir adelante, para vivir con esperanza, para conservar la capacidad de crear y mantener proyectos de vida.
Focusing permite oír los susurros del cuerpo antes que éste tenga que gritar.
El proceso de Focusing, amable y respetuoso, posibilita resignificar las experiencias negativas sin necesidad de revivir el sufrimiento de vivencias dolorosas.
Ayuda a liberar lo que quedó atascado y potencia nuestra capacidad de mejorar nuestra calidad de vida.

La llave de Focusing es la sensación-con-sentido.
Es una sensación corporal vaga e indefinida con un contenido implícito y holístico acerca de una cosa, un problema, una persona o una situación.
Es una sensación que podemos sentir en forma global en nuestro interior
y resulta más confiable que la razón.
Cuando ese contenido implícito se despliega nos trae algo nuevo, hasta ese momento desconocido para nosotros, que permite que nuestro interior se mueva y cambie.
La totalidad de las vivencias ya formadas son "lo explícito", todo lo que conocemos y podemos contar de nosotros si así lo queremos. Eso abarca todo el universo de nuestra experiencia. Se incluyen las emociones, las imágenes, los pensamientos y las sensaciones corporales conocidas.
"Lo implícito" es el contendio que encierra el " Felt-sense", "la sensación-con- sentido", eso poco claro, que todavía no se ha formado y que sólo se puede percibir de forma vaga, lo que todavía no se simboliza ni con palabras ni con imágenes.
Las sensaciones-con-sentido son siempre nuevas
No están en nuestro interior como si se tratara de un objeto que se siente corporalmente. "Surgen" novedosamente de forma parecida a un bostezo o a unas lágrimas involuntarias.
Eso hace que toda sesión de Focusing sea única.
Puede haber muchas lágrimas pero la sensación-con-sentido trae contenidos que se pueden manejar y toda sesión concluye sin angustia.
Aprendemos a buscar dentro nuestro la información que nos guiará para solucionar problemas y tomar decisiones que nos ayudan a reciclarnos internamente para desplegar toda la dimensión del propio potencial.

Para hacer Focusing…

Con Ann Weiser

Para aprender Focusing es fundamental referirse a Ann Weiser Cornell: www.focusingresources.com
Ann Weiser, luego de doctorarse en Lingüística en la Universidad de Chicago,
aprendió Focusing con Eugene Gendlin y desde 1980, utiliza su método que combina Focusing con Lingüística, para enseñarlo en todo el mundo.
Ann Weiser Cornell ha escrito varios manuales de enseñanza de Focusing y su libro "El poder del Focusing" ha sido traducido a más de 10 idiomas.
Pero, aún con la guía de estos excelentes libros, las palabras escritas no alcanzan para captar Focusing en toda su dimensión y para beneficiarse con la amplitud de posibilidades que ofrece.
Focusing se enseña y se aprende vivencialmente porque la clave de su aprendizaje es encontrar en uno mismo la sensación-con-sentido, y después, casi sin darse cuenta, se adopta como una filosofía de vida

Uno puede aprender Focusing para practicarlo en sí mismo, para escuchar a
otro desde un lugar empático, para aplicarlo en un terapia de cualquier orientación y en otras profesiones de ayuda y para enseñar su aplicación en el área de su actividad, sea cual fuere.
El único requisito necesario es Ser Persona.
Se aprende a hacer Focusing y se aprende a escuchar.
Se comienza creando un clima de aceptación incondicional, de "dejar existir internamente", escuchando empáticamente al ser interior, propio o de otra persona.
Se acepta respetuosamente lo que trae la sensación-con-sentido, sin juzgar, sin intentar modificar, sin rechazar, sin justificar, sin dar consejos, sin opinar.
Sólo permitiendo que los sentimientos sean lo que son se logran cambios.
La persona que hace Focusing aprende a establecer una relación con sus sentimientos en lugar de estar inmerso en ellos. La persona que acompaña ayuda en esa tarea.
Al tener una relación con "algo" este "algo" se puede objetivar.
Si uno se sumerge o se identifica totalmente con ese "algo" se pierde toda objetividad.
Gendlin decía: -"Si quieres saber cómo huele la sopa no hundas la cabeza en ella.".
Se aprende a escuchar empáticamente entrando en el mundo del otro, como poniéndose en los zapatos del otro, para sentir desde lo más profundo como siente el otro en profundidad.
Es entrenar la propia percepción para oir lo esencial, para que el mensaje se haga cada vez más claro.
Es saber permanecer con lo que esta sintiendo el cuerpo en ese instante presente sin distraerse con lo que sucedió en el pasado o con fantasías o miedos sobre el futuro.
Como la persona que esta haciendo Focusing necesita sentir que sus mensajes están siendo correctamente comprendidos y plenamente aceptados, el que escucha responde con la técnica del reflejo.
Esto ayuda a ambos porque les da confianza y seguridad y les permite seguir
con la esencia del proceso.
El reflejo se utiliza habitualmente en la Terapia Experiencial y en la Terapia
Centrada en el Cliente.
Hay mucho más pero …
Realmente se entiende qué es Focusing cuando se lo vive.

Eugene Gendlin con el Grupo reunido en Noviembre 2002 en Stony Point, N.Y., para obtener la Certificacion Profesional de Focusing que otorga el Focusing Institute of New York
Website Management